Las imágenes de Mauricio Toro Goya

866
Mauricio Toro Goya en el MAT/ Foto: Vanessa Barqueras

POR MICHEL MONTIEL, 19 ABRIL, 2018

Los amantes de la fotografía tuvimos la oportunidad de disfrutar de la obra de Toro Goya, un artista que cuenta con una trayectoria construida desde pequeño, época en la que tuvo su primer acercamiento con este arte, justo en el baño de su casa, el cual, los domingos era convertido en un cuarto oscuro que llenaba de ilusiones su infancia. Su bautizo, como él lo llama, surgió en ese espacio y en aquel tiempo, también tuvo su primera cámara estenopeica que lo dejó maravillado al conocer la magia que revelaba la imagen sobre papel; se trata de la época que sentó la bases de su profesión.

Con el pasar del tiempo, conoció diferentes técnicas pero su atención se centró en los ambrotipos, una técnica antigua y poco conocida, sin embargo, esto no fue un obstáculo para buscar desarrollarla, así, pasaron horas de desvelo, búsqueda incansable y preguntas sin respuesta; el camino se complicaba, los recursos se agotaban y un día en un libro viejo, encontró lo que tanto buscaba.

Estamos ante un artista que no sólo busca dominar una técnica, sino más allá, pretende hacerla propia, documentándose todo lo posible para el desarrollo de sus obras; en cuanto a la fotografía actual, señala que hay autores que siempre están proponiendo algo importante, sin embargo, desde la cuestión tecnológica afirma que la fotografía digital ha democratizado un lenguaje, no obstante, puntualiza que una cosa es conocerlo y otra muy distinta, utilizarlo bien.

Por ello, recalca que la correcta utilización del lenguaje visual es responsabilidad de los fotógrafos y los artistas, mientras que la sociedad debe de tener la capacidad de poder entender que hay una diferencia entre conocer el lenguaje y saber utilizarlo.

IMPIUS es su más reciente obra, se trata de un trabajo crítico que aborda temas políticos; una propuesta que cuestiona el impacto del modelo económico neoliberal en Chile, y en cómo éste se ha transformado en un espejo de Estados Unidos. Refleja cómo el gran sueño americano se ha convertido en algo que va sofocando y destruyendo la esencia de las conductas del desarrollo social.

De este modo, con la fotografía busca hablar de eso códigos a través de imágenes, en este caso, puestas en escena, creando así un relato y construyendo una narrativa; con su obra critica por primera vez a la sociedad y no a los poderes, retratando los pecados capitales.

Para Mauricio, la fotografía desborda la mera cuestión técnica y se convierte en una herramienta, en un arma con la que logra generar una obra discursiva, pues en primera estancia es para él, un instrumento político para después representar algo estético y filosófico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí